Una historia, una persona y un deseo… comunicarnos

Aprendices Visuales es un proyecto que nace de una historia personal, tras el diagnóstico con autismo de nuestra primo José, le regalamos un cuento con pictogramas para dejar el pañal e ir solo al baño. El cuento funcionó estupendamente… así que decidimos compartirlo en internet con otras familias…

“Hace ahora unos años, compartimos en un blog un cuento, “El calzoncillo de José” que habíamos realizado para un familiar con autismo. No podíamos imaginarnos, todo lo que aquella pequeña acción iba a suponer en nuestras vidas. Nos han escrito familias de todos los rincones del mundo, contándonos que han utilizado el cuento, y agradeciéndonos que lo hubiéramos compartido, ya que no encontraban mucho material de trabajo con pictogramas para poder trabajar con sus hijos.

Casi sin darnos cuenta, habíamos atravesado esa primera puerta que daría respuesta a nuestras inquietudes sociales, ya que, contribuir a que todos estos niños con mentes maravillosas puedan desarrollar su potencial, es para nosotros algo indescriptible. Tras el descubrimiento de la demanda existente, decidimos poner todo nuestro tiempo y creatividad a disposición de estos niños, y diseñamos el proyecto Cuentos para Aprendices Visuales”

Miriam Reyes Oliva

 
Share ButtonShare Button
 

Pasaron algunos años desde la creación de “El Calzoncillo de José” en Junio de 2009 hasta que se fundara la Asociación Aprendices Visuales en Abril de 2012. Poco a poco, fueron sumándose las primeras Asociaciones colaboradoras, las ilustradoras comenzaron a dar color a las historias, recibimos el primero de los reconocimientos, el premio Nestlé a la Solidaridad, y los amigos más cercanos ya se habían convertido en los primeros voluntarios, difundiendo el proyecto y colaborando desde lo que cada uno, sabía hacer mejor.

Con esas bases, Miriam Reyes Oliva y Amélie Jézabel Mariage fundaron la Asociación Aprendices Visuales, transformando así un sueño individual en el sueño de todo aquel que crea en un mundo donde cada niño, cada adulto, cada uno de nosotros, tenga a su disposición las herramientas para el máximo desarrollo de su potencial.

¿Te gustaría sumarte a este sueño?

¡Colabora con nosotros!